Un análisis al ambiente laboral en el sector educativo con Great Place to Work
Publicado en: 2021-08-26

Los participantes del conversatorio compartieron experiencias sobre los retos de los trabajadores en las organizaciones educativas frente al covid-19.

Compartir las experiencias de instituciones de educación superior en Colombia y Ecuador, reflexionando en torno a los desafíos que trajo consigo la actual crisis sanitaria en el ambiente laboral del sector educativo, fue el propósito del conversatorio organizado por la Oficina de Gestión Humana de Great Place to Work Colombia, en el que participó Joachim Hahn, vicerrector académico de la Universidad del Norte.

El evento, denominado El ambiente laboral en el sector educativo: imperativos para la construcción de una sociedad más justa, competitiva y equitativa, se realizó el 25 de agosto a través de plataformas digitales. Gilda Alcívar, rectora de la Universidad Tecnológica Ecotec y Ana Karina Marín, vicerrectora nacional de experiencia de Areandina también hicieron parte de la jornada moderada por la directora ejecutiva de Great Place to Work Ecuador, Carmen Gómez.

“Nuestra misión es construir un mundo mejor ayudándole a las organizaciones a convertirse en grandes lugares de trabajo para todas las personas, por eso trabajamos un modelo en el cual el valor de la confianza está en el núcleo de las organizaciones, seguido de un liderazgo efectivo que promueve un ambiente seguro para los colaboradores y permite tomar decisiones apropiadas para maximizar el potencial humano que es lo importante”, indicó Gómez al abrir el coloquio.

La directora ejecutiva expuso la experiencia de las encuestas aplicadas a instituciones académicas de Colombia y Ecuador para determinar cuáles son los mejores lugares para trabajar y la percepción de los colaboradores de las instituciones. Los resultados abrieron paso a varios interrogantes como: cuáles son las particularidades que demandan la gestión del ambiente laboral en las instituciones educativas y cuáles han sido los principales cambios en las políticas y gestión de personas que vivieron las universidades, a partir de la crisis que generó la covid-19.

Carmen Gómez, directora ejecutiva de Great Place to Work Ecuador durante su intervención en el evento. 

Frente al primer interrogante, Ana Karina Marín, explicó que cada vez más las empresas, instituciones y organizaciones de todos los sectores han estado entendiendo el valor de gestionar el ambiente laboral no solo por las personas que conforman el equipo, sino por el valor que este tiene en el entregable de cualquier producto o servicio que tenga una organización.

“Yo creo que cada vez más las universidades hemos ido entendiendo que el ambiente laboral hace parte del entorno de aprendizaje de nuestros estudiantes. Por eso es que estamos hoy en este conversatorio en un sector que, tradicionalmente, puede no haber tenido esas aproximaciones en el pasado”, aseguró Marín.

Para la Universidad del Norte, una de las 5 mejores organizaciones para trabajar en Colombia según el último ranking nacional del Great Place to Work, la empatía, la sensibilidad humana, el bienestar y la compresión de todos los colaboradores uninorteños es la bandera de los procesos internos de la institución. Joachim Hahn en su intervención explicó la importancia del trabajo colaborativo con profesores, funcionarios y toda la comunidad durante la crisis por covid-19.

“Una de las decisiones que tomó el rector en medio de la crisis fue: no vamos a bajar salarios, no vamos a cancelar contratos, no vamos a dejar a la gente en la calle como lo tuvieron que hacer muchas otras empresas. Vamos a hacer sacrificios en todos los otros frentes de funcionamiento de la Universidad para cubrir salarios y puestos de trabajos. Esa actitud de proteger a los trabajadores en medio de la crisis es parte de este modelo y creo que es un factor de éxito fundamental”, enfatizó el vicerrector.

Para la rectora Gilda Alcívar, las características de la gestión de las personas en las instituciones educativas parte de tres componentes principales: primero, que los trabajadores entiendan que hay un entorno de enseñanza y aprendizaje para todos; segundo, que es un proceso de aprendizaje constante debido a que la generación de estudiantes tiene un acceso directo a infinidades de informaciones y, tercero, que el colaborador debe tener una flexibilidad mental que le permita estar al ritmo de los estudiantes y público en general.

El encuentro representó una oportunidad para compartir experiencias sobre la gestión del ambiente laboral en las instituciones educativas presentes y de sus representantes, estas actividades se suman a los esfuerzos de Uninorte de seguir aprendiendo para ofrecer a todos sus miembros: funcionarios, colaboradores y estudiantes, ambientes de trabajo seguros basados en el respeto, la comprensión y la empatía.

La firma global de investigación y consultoría, GTPW, dedicada a la valoración e intervención del ambiente laboral reafirma la contribución que tiene el sector educativo para la transformación social y económica de un país, creando espacios de reflexión enfocados en conversar sobre las organizaciones, sus ambientes laborales, modelos de trabajo y relación con sus colaboradores.

Por Katheryn Meléndez Solano. 

       Más noticias