Visor de contenido web Visor de contenido web

Investigador Senior Colciencias CvLAC

Póngase en contacto conmigo

Si desea que establezcamos comunicación, por favor escriba su nombre, correo electrónico y comentario y en breve le escribiré a su correo

Este campo es obligatorio.
Este campo es obligatorio.
Este campo es obligatorio.
Texto a identificar Refrescar CAPTCHA Refrescar CAPTCHA

Blogs Blogs

Atrás

“Si se aplicara el Código de Infancia no tendría que recurrirse al encierro”

 

 

Cada fin de semana aparecen en los medios los resultados de la ‘Hora calabaza’. Número de infractores encontrados consumiendo alcohol o drogas, adultos que los acolitan, establecimientos de expendio de licor sellados y testimonios de padres y madres felices por la labor de las autoridades. Nada que no se hubiese podido hacer antes sin esa medida.

La Ley 1098 de 2006 expidió el Código de Infancia y Adolescencia -ojo, no de menores, término en desuso- la cual dio herramientas a la Policía y a distintas instancias para proteger a esta población: prohibir su ingreso a establecimientos donde se venda alcohol así como el trabajo infantil, amonestar a padres y madres que no asuman adecuadamente su rol, responsabilizar al Estado por el desarrollo de campañas que promuevan la garantía de sus derechos, etc. Es entonces la ineficacia e ineficiencia de las instituciones la que las lleva a tomar medidas extremas como el toque de queda. ¿Por qué razón no habían realizado antes estos controles sin tener que recurrir al encierro y a la estigmatización de la población infantil y adolescente? ¿Por qué no adelantan campañas que promuevan más bien el compromiso de toda la población adulta con la protección de la infancia?

Cabe anotar aquí también la responsabilidad de los medios de comunicación, pues este tipo de noticias les hace felices. Si se mira, por ejemplo, a pesar de los múltiples eventos que se realizaron en la Semana de la Juventud, en los medios locales se siguió privilegiando la información de noticias relacionadas con hechos policivos -como la ‘Hora calabaza’-. Creo que directivos de medios y periodistas también deberían leer el Código de Infancia y Adolescencia, en especial el artículo 47 referido a las responsabilidades especiales de los medios de comunicación.

Si adultos –gobierno, familia, medios– asumiéramos este código no tendríamos que encerrar a infantes y adolescentes para protegerles de nosotros mismos.

Jair Vega
Profesor del departamento de Comunicación
Universidad del Norte.

Publicado en El Heraldo

 

Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.