Buena práctica de inclusión para estudiante con discapacidad visual en el aprendizaje del inglés

 

Por: Elizabeth Vides. Instituto de Idiomas - Lenguas extranjeras

ANTECEDENTES

La propuesta parte de la necesidad de adaptar las actividades de enseñanza aprendizaje en esta modalidad de enseñanza en línea para un estudiante con discapacidad visual. Desde la primera semana se observa que el estudiante se desanima debido a que no puede interactuar de la misma manera y recibir el mismo apoyo que recibía en clases de inglés durante las sesiones presenciales (personalización de las actividades, explicaciones adicionales, …), debido a que las herramientas utilizadas por la docente durante las clases sincrónicas limitan un poco enfocarse solo en el estudiante mientras se está en una video conferencia con 22 estudiantes más. Además, las herramientas para la enseñanza del inglés son en un gran porcentaje de tipo visual y el nivel de participación es interactivo lo que produjo un aislamiento del estudiante llevándolo a la exclusión del evento pedagógico desde la primera semana de clases. Las inquietudes de ambas partes se trataron en reunión con el docente y el estudiante para llegar a unos acuerdos sobre los cambios que se debería realizar.

ESTRATEGIAS DESARROLLADAS

Primera, se inicia con una negociación entre el estudiante y el docente sobre cómo sería la adaptación de todo el proceso. Se piensa en el tiempo disponible de ambos fuera del horario de clases. Se especifica qué adaptaciones se va a hacer a los contenidos, los materiales, las tareas, las actividades de lecturas y escritura. Se le especifica al estudiante que todo se pasa a formato de audio para que sean accesibles debido a su discapacidad visual. Se le aclara que en el caso de las actividades de escucha y habla se van a recortar. De igual manera los instrumentos y el material para evaluar el aprendizaje se adaptan a formato audio y de igual manera se reducen a escucha y habla. Es decir, se negocia la adaptación del programa.

Segunda, se organizan horas de acompañamiento, sesiones o encuentros individuales con el estudiante. Estas sesiones se dividen en dos partes. Una de anticipación o pre-clases (Otra estrategia como tal) y apoyo de estudio (igualmente otra estrategia).

Tercera, trabajo de anticipación o pre-clase llevada a cabo durante las horas de acompañamiento.  Esta parte de la sesión planeada de manera anticipada a las clases semanales consiste en que el estudiante reciba una preparación o libreto previo y le permita tener herramientas orales y contextuales para participar en cada clase futura. Es decir, al estudiante se le prepara con antelación sobre cuales son los eventos de la clase y en cuales se les pide a todos los estudiantes participar y en qué actividad deberá él hacerlo. Es decir, se comparte los pasos y actividades que se van a hacer durante la semana y en cuál el estudiante debe participar.

Cuarta, apoyo de estudio. Este apoyo se realiza en la segunda parte de la sesión u hora de acompañamiento. Se enfoca en brindar un apoyo para habilidades de estudio del inglés y el desarrollo de habilidades de habla y de escucha para el idioma.  Otras palabras se hacen las explicaciones de aspectos gramaticales, se explica el contenido de la clase, y a su vez se le ayuda al estudiante a aprender los temas dados o que se van a dar. Se hacen actividades de memorización de vocabulario, lecturas, explicación de temas, etc.  

Quinta, la pronunciación de la docente siempre es lo más claramente articulada para que el estudiante pueda memorizar adecuadamente la palabra y al momento de usarla no lo lleve a vocalizar de forma poco comprensible.  Además, se debe hacer claridad en todo y usar mucho la repetición ya que su aprendizaje es auditivo; lo que nos lleva a la otra estrategia.

Sexto, uso de WhatsApp  para el proceso de ayuda de memorización de vocabulario (estudio). Esta aplicación ha funcionado para ayudar al estudiante a que memorice el vocabulario e inclusive para que la docente envíe las explicaciones y/o videos explicativos de YouTube.  Es decir, la docente le manda audios con su voz, explicando temas que se trabajan en clase, para que refuerce su pronunciación, explicaciones de gramática, etc.

Séptimo, uso del software Jaws. Es un software que traslada texto a voz. Todo el material escrito lo lee o lo cambia a audio. Esto es provechoso porque se ha trabajado lecturas cortas que el software lee detalladamente lo que contiene, al igual que los videos o imágenes se describen en voz tal cual como se visualizan. Ha sido provechoso porque además ha permitido la comunicación fluya y por ende el aprendizaje del material se facilita.

Octavo, para el caso de la habilidad de escritura (writing), los productos exigidos aquí se reemplazan por podcast, es decir, se reemplaza el writing por archivos de audio que el estudiante envía a su profesora. Por ejemplo, hay un proyecto en donde los estudiantes debe escribir un texto de 4 párrafos en un blog de su creación sobre un proyecto comunitario. Aquí el estudiante habla sobre su proyecto a través de un podcast.

Noveno, de igual manera, las evaluaciones se adaptan en formato audio, el estudiante presenta no un texto escrito sino un podcast o una presentación oral sobre los temas estudiados. En ocasiones las envía en formato video él presentando si tiene una persona quien lo grabe o en ocasiones a través de audio de WhatsApp. Sobre todo, en whatsapp se trabaja “skill products” que son un total de actividades evaluativas que los estudiantes deben presentar a lo largo de todo el semestre.

Ha sido un desafío la experiencia debido a que el estudiante no tenía bases para el idioma del inglés, sin embargo, su actitud y su nivel de compromiso con la clase contribuye a que avance en el idioma. Su par de apoyo del CREE también ha sido muy importante para su proceso de práctica y reforzamiento del aprendizaje del idioma en este nivel.

REFLEXIÓN

Realmente, son muchas las reflexiones que deja la experiencia debido a que la tarea ha sido un reto total sobre todo al principio de semestre. Una de ellas y quizás las más importante, es que no debemos desanimarnos al encontrar este contexto de aprendizaje. Se debe ser tolerante y abierto a lo diferente. Fue muy duro, no lo niego, sobre todo las semanas de inicio, pensando, planeando las estrategias, y sobre todo tomar las decisiones sin saber si en verdad están dando o van a dar resultados. Pero, se persistió y se ha logrado cubrir la necesidad de aprendizaje en un porcentaje significativo. Y lo más importante es que las decisiones aquí tomadas lograron motivar al estudiante, quien manifestó que la primera semana e inclusive parte de la segunda se había desencantado, con ganas de no seguir estudiando inglés. 

Otro aspecto de lo cual me enorgullezco es el vínculo de docente-estudiante desde el respeto profesional que se ha logrado crear: por parte del docente de enseñar innovando y dedicando tiempo extra y por parte del estudiante por aprender.

Tercero, que, con esta experiencia, considero que no hay limitantes para la enseñanza: todo esto, a mi manera de ver, exalta el valor de la docencia: buscar mecanismos que conlleven al aprendizaje a pesar de los limitantes. Si nuevamente desarrollo la experiencia seguiría con las mismas estrategias que hasta el momento han dado resultados. Pero, agregaría otras herramientas y actividades que le permitieran al estudiante ayudarlo a memorizar y emplear estrategias que lo lleven a interactuar en la lengua extranjera con sus compañeros de clases en esta modalidad en línea. No lo he podido lograr. Su interacción has sido con la docente y con la monitora asignada por el CREE.

Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.

Conoce las historias de inclusión en Uninorte.