Atrás

Barranquilla traza su ruta hacia una educación de calidad

De cara al fortalecimiento de la gestión educativa local y en el marco de la autonomía y responsabilidades de la descentralización administrativa constitucional, la Alcaldía Distrital de Barranquilla, con el Liderazgo de la Secretaría de Educación Distrital en alianza con la Fundación Promigas, la Fundación Empresarios por la Educación y el acompañamiento académico la Universidad del Norte a través del Observatorio de Educación del Caribe Colombiano emprendió la tarea de la formulación del “Nuevo Plan Decenal Distrital de Educación 2018-2028: En Barranquilla la Educación esta de Primera”, el cual fue aprobado de forma unánime por el Concejo de Barranquilla en el acuerdo 021 del 29 de Agosto de 2018.

La elaboración y validación de este documento orientador de la política educativa del distrito contempló la evaluación del plan anterior (2010-2020), la revisión de los lineamientos, orientaciones y ordenamientos del sector educativo generados a partir de 2012 y la consulta directa a 1861 representantes de la sociedad barranquillera entre los cuales se destacan rectores, directivos, docentes, estudiantes, padres de familia y funcionarios públicos, empresarios, fundaciones, periodistas y expertos en educación. Los acuerdos logrados durante este proceso se materializan en una ruta de 10 años estructurada alrededor del cumplimiento, verificación y evaluación de seis compromisos que asume la ciudad de Barranquilla:

  • Mejorar los procesos de educación inicial cualificando y fortaleciendo los agentes y comunidades a cargo de los infantes, de tal forma que se conviertan en prestadores adecuados de servicios de atención a la primera infancia.
  • Promover el desarrollo integral de docentes y directivos. Este compromiso se orienta a generar mecanismos para consolidar una oferta de cualificación de docentes y directivos con altos estándares de calidad, coherente con los requerimientos de la educación en la ciudad así como mejorar su ambiente de trabajo.
  • Educar para la convivencia pacífica. Se busca contribuir desde el enfoque de derechos y deberes los principios de equidad, inclusión y diversidad, la gestión integral de los conflictos y el respeto por la biodiversidad y el desarrollo sostenible.
  • Formar para un futuro Global-Local[1]. Este compromiso se orienta a la capacidad del sistema educativo para dar respuesta frente a las necesidades de los habitantes del distrito de Barranquilla y a las características y exigencias del entorno económico globalizado.
  • Convertir a la ciudad en la mejor herramienta de enseñanza. Se espera que la educación facilite el conocimiento y el aprendizaje de la ciudad como tal, teniendo en cuenta sus diversas expresiones artísticas, manifestaciones culturales y perspectivas económicas, organizando y estructurando pedagógicamente el conocimiento que se adquiere a través de la vida cotidiana en la ciudad.
  • Garantizar una educación de calidad para todos. Se proyecta una educación de calidad brindando los recursos y ayudas que cada ciudadano necesita para ampliar sus capacidades, aprovechar las oportunidades educativas y ejercer el derecho a la educación en igualdad de condiciones.

Estos 6 compromisos de ciudad se constituyen en ejes temáticos del plan y propenden por garantizar el derecho a un servicio educativo de calidad desde la educación inicial hasta la educación superior. En síntesis, podemos afirmar que este plan dota a la ciudad de un gran pacto social por la garantía del derecho a una educación de calidad, un horizonte y ruta para el desarrollo educativo en los próximos diez años y un referente básico de planeación para los gobiernos e instituciones educativas; asimismo, se espera que el plan se convierta en un instrumento de movilización social y política en torno a la educación.

Sin embargo, este importante avance corre el riesgo de no lograr el impacto esperado si no se fortalece la apropiación social del plan y la consolidación de estructuras de seguimiento y veeduría al cumplimento de sus metas. En palabras de Jurgen Habermas “las instituciones de la libertad constitucional no son más valiosas que lo que la ciudadanía haga de ellas”. Realizar la evaluación del Nuevo Plan Decenal de Educación de Barranquilla no es solo una función de los entes gubernamentales, es una responsabilidad de la sociedad barranquillera en su conjunto, no debe olvidarse que un aspecto especialmente relevante en el aseguramiento de la calidad educativa tiene que ver con el desarrollo de una cultura de la evaluación, coherente con la visión de la calidad de la educación como derecho.

Barranquilla ha proyectado su visión del sector educativo en los próximos diez (10) años y el camino para hacerla posible a través el Plan Decenal Distrital de Educación; es el momento de empezar a recorrer esta senda diseñado o articulando programas y proyectos e iniciativas de los distintos sectores sociales alrededor de esta hoja de ruta compartida.


[1] Hace referencia al termino Glocalización: la mezcla que se da, en términos culturales, entre los elementos locales y particulares con los mundializados (Bolívar, 2001)

 

Siguiente
Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.