Atrás

Recursos online para la enseñanza de las Matemáticas

Bloggera invitada: PhD. Jenny Acevedo-Rincón
Profesora e investigadora del IESE Uninorte
pjacevedo@uninorte.edu.co

Muchos recursos aparecen en las redes, unos de carácter gratuito, otros pagos, unos más intuitivos que otros. Además de esto, no todos sirven para el sistema operativo que usas, o se limitan al uso de tabletas y otros no sirven para algunos sistemas de los celulares. Pero, ciertamente, es necesario preguntarnos: ¿para qué necesito el recurso? Con base en esto es posible que la búsqueda sea más eficiente. Particularmente, en el área de matemáticas, los profesores estamos acostumbrados a modelar diferentes situaciones y también a usar diferentes representaciones, como fórmulas, objetos bi y tridimensionales, tablas, incluso números y algoritmos. Este tipo de características particulares para las matemáticas, acortan las búsquedas, pues la mayoría de los recursos encontrados están orientados al uso de textos y espacios blancos para construir, como es el caso de los organizadores gráficos, por ejemplo, son usados normalmente en disciplinas en las que se quieren estructurar jerarquías en los conceptos, pero no servirían necesariamente para representar procedimientos matemáticos, por el mismo lenguaje usado en esta disciplina.

Durante el desarrollo de la conferencia virtual “Recursos online para la enseñanza de las matemáticas” del pasado 12 de mayo de 2020, fueron presentados cuatro tipos de recursos que pueden ayudar a estructurar las clases online, particularmente pueden ayudar a los profesores de matemáticaso. Inicialmente fueron presentados los organizadores gráficos como: Miró, Padlet, Jamboard, Genially, CmapCloud y Easelly; posteriormente, fueron presentados los tableros (o pizarras) digitales como: Notebookcast, idroo, sketchboard, limnu, MyViewBoard y Openboard. En tercer lugar, fueros presentados algunos recursos de gamificación de la clase, como: Kahoot, Mobbyt, Quizziz, Classcraft y Gimkit. Por último, otros enlaces a recursos generales, como: Bubbl, cosketch, scribblar, twiddla, Mindomo, Queeky y mindmeinster, y posteriormente,  a software propio del área de matemáticas, como: cilenia, geometría, diedrom, Descartes, Mathpappa, wiris y algeo.

Otros softwares especializados en el área, que no fueron expuestos en el video pueden contribuir en el desarrollo de la clase, y la visualización más clara de la información, como lo hace el programa Minitab, solo que este no es gratuito, y su licencia debe adquirirse individual o grupal, con pago anual. Este programa podría ayudar en la enseñanza de la estadística, pues entre su paquete de recursos ofrece estadísticas básicas, gráficas, análisis de datos, varianza, sistemas de medición, entre otros que pueden ser usados en la estadística de Educación básica secundaria, y con mayor utilidad en la enseñanza a nivel universitario.

Frente al hecho del aprendizaje, el uso de organizadores gráficos, por ejemplo, sirven además de presentar la información en otro orden, permiten también al estudiante organizar la información que rcibe por parte del profesor, de manera que puede establecer categorías en la información recibida. Por ejemplo, a la hora de resolver problemas, los estudiantes pueden identificar la información que ofrece la situación, y relacionar estos datos, que en términos de resolución de problemas ya ayudan mucho en la interpretación de la información. Al practicar esto continuamente, los estudiantes ganarán estrategias para abordar situaciones de aprendizaje, no solo en matemáticas, pues esto aplica para otras áreas de conocimiento. Otra forma de formar para el aprendizaje autónomo en la virtualidad, puede considerar la implementación de trabajo colaborativo entre los estudiantes, de manera que se descentraliza el procesos, y pasa a ser el estudiante quien se motive para aprender otras formas de lograr los resultados de aprendizaje, en este caso, en compañía de estudiantes.

La clase invertida, puede también promover procesos de autonomía, pues es el estudiante que se aproxima al conocimiento, antes de que este sea institucionalizado durante la clase. Principalmente, las conductas de anticipación, pueden aportar en la preparación de materiales, conceptos y recursos que podrán reorganizar cuando se llegue al momento de la institucionalización del saber. En general, podrían asumirse las rúbricas de evaluación de las actividades, como ejemplo de formación del estudiante, si estas se utilizan como medio de orientación desde la asignación de la tarea, es posible que el estudiante trace una ruta de trabajo para desarrollar su trabajo de manera reflexiva.

No obstante, es neceario reconocer que el currículo debe ser transformado constantemente de acuerdo con las necesidades del contexto en el que este se desarrolla. Es importante saber que, cada contexto, rural o urbano, con conectividad o sin conectividad, tienen características propias y no estandarizadas de desarrollo como micro-sociedad. En este sentido, pensar en que una herramienta pueda servir a todos los contextos carecería de sentido, por la mismas características individuales de quienes van a utilizarlas. Cada uno de los recursos pueden usarse para estructurar la clase, pero con base en las condiciones propias de las mismas, es decir el recurso apoya la clase y no es el fin usar el recurso, sino lograr los resultados de aprendizajes deseados, y no al contrario, la clase   al servicio del recurso, pues en este último, el fin estaría centrado en el manejo adecuado del recurso, sin importar si aprendió o no un saber particular.

No todas las herramientas para enseñanza de las matemáticas son online, hay algunas aplicaciones como el whatsapp que pueden ser usadas para comunicarse con los estudiantes, pero también para desarrollar estrategias de enseñanza durante el desarrollo de la clase. Además hay otros programas propios para matemáticas que pueden ser usados, al descargarse en el computador o el celular, como lo realiza el software Geogebra, el cual presenta varias versiones de descarga de acuerdo con su especialidad de estudio, como se presenta a continuación:

La recomendación es verificar el sistema operativo requerido y la capacidad de memoria que usa para poder instalar la versión adecuada de este software. Este software, actualmente sirve también como tablero especializado del área en el que los estudiantes pueden visualizar la información con la precisión en la representación y lenguajes propios del área. Además de esto, cuenta con una novedad recientemente lanzada, aparte de la creación de los grupos, y crear clases personalizadas para los cursos que se acompañan, cuenta con Geogebra notes que funciona como un tablero en blanco, en el que se pueden agregar notas a lápiz, con editor de texto y también con editor de fórmulas. Contiene además formas básicas con las que se pueden hacer sencillas presentacioones a los estudiantes, pero solo funciona online.

Al usar una herramienta online, debe tenerse en cuenta que esta debe ser presentada desde la perspectiva de la universalidad, es decir, que atienda a cada uno de los niveles de los estudiantes dentro de un curso, tal y como se deberían proponer en las aulas presenciales. Para esto, deben tenerse en cuenta tres principios propuestos desde el Diseño Universal de Aprendizaje[1] (CAST, 2008) que contemplan diversas formas de presentación y representación de la información, múltiples oportunidades de expresión y acción,  y múltiples formas de comprometerse con el aprendizaje. Es decir, la actividad propuesta para el estudiante no es estandarizada, aunque los caminos recorridos por ellos sean difeerentes, se pretende que las adaptaciones deben hacerse a las metodologías de trabajo, para lograr los mismos resultados de aprendizaje.

Por último, frente al desarrollo de las evaluaciones, estas deben ser constantes e continuas. No deben promover el aprendizaje de memoria y meramente algorítmico, pues no es posible verificar que quien envía las respuestas es el mismo estudiante del curso. Para esto, así como se piensa que el currículo debe ser modificado, las evaluaciones deben tomar la misma dirección. Las evaluaciones, tipo examen final, que se centran en “recitar” unos contenidos de memoria, o desarrollar un mismo procedimiento, en reiterados ejercicios, no tiene sentido, ni siquera en un salón de clase presencial. La evaluación debe permitir a los estudiantes ver la aplicabilidad en sencillas situaciones que permitan pasar del análisis a la interpretación, evaluación, sistematización y argumentación de cada una de sus respuestas. En otras palabras, estamos llamados a reflexionar sobre lo que llamamos evaluación, y a llevar a los estudiantes a usar sus conocimientos hacia un campo del saber hacer, y del saber ser, como pensadores críticos que se forman desde las bases de la educación inicial. Por esto, una recomendación es servirse de lo que está sucediendo a nivel mundial, para intentar modelar situaciones, y educar desde allí. Hay una situación que nos compete a todos, y puede ser analizada usando diferentes fuentes de información, y en esto, la matemática puede aportar mucho más allá de la algoritmización del pensamiento.

[1] CAST (2008). Universal design for learning guidelines version 1.0. Wakefield, MA: Author.

Siguiente
Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.