Saltar al contenido

buscador

¿Qué es el "valor agregado" en la educación universitaria?

Una de las miradas posibles a la trayectoria educativa de un estudiante es la estimación del efecto que tiene su paso por la universidad sobre el desarrollo de sus competencias. El Ministerio de Educación Nacional de Colombia (MEN) y el Instituto Colombiano para la Evaluación de la Educación (ICFES) han propuesto la medición de este indicador, denominado: valor agregado.

 

Se calcula comparando los resultados en lectura crítica y razonamiento cuantitativo en la prueba de salida de la educación superior (Saber Pro), con el desempeño esperado a partir de las condiciones cognitivas preexistentes en el estudiante, evaluadas al culminar la educación secundaria (Saber 11). De esta forma, permite establecer la contribución de las instituciones y programas a los objetivos de aprendizaje considerados en estas dos competencias, una vez eliminada la influencia de otros factores, según el ICFES.

Aun cuando esta metodología cuenta con ciertas limitaciones, relacionadas con el tamaño de las muestras y la influencia de variables no registradas en los cuestionarios complementarios a las evaluaciones, se ha posicionado como una herramienta alternativa para evaluar la calidad de la educación superior en el país. Por esta razón, siguiendo la línea técnica trazada por el MEN y el ICFES, así como los aportes que al respecto recogen estudios en la materia 1 , el Observatorio de Educación del Caribe Colombiano, adscrito al Instituto de Estudios en Educación de la Universidad del Norte, realizó el análisis del valor agregado de las universidades colombianas, tomando como base la información proporcionada por el ICFES de 293 100 estudiantes universitarios evaluados en Saber Pro entre 2016 y 2018, cuyos resultados en Saber 11, correspondían al periodo de 2006 a 2014.

Las tendencias generales muestran que, en cada área académica, 3 de cada 4 estudiantes evaluados obtuvieron mejores puntajes de lo esperado en Saber Pro, considerando sus resultados en Saber 11. Es decir, su paso por la universidad aportó “valor” a sus competencias de lectura crítica o razonamiento cuantitativo, mostrando el aporte significativo de las universidades a la formación de ciudadanos más competentes. No obstante, no se encontró evidencia de valor agregado en una o ambas competencias en una cuarta parte de los estudiantes.

Esto implica un reto mayúsculo en términos de la identificación de las variables que afectan el desarrollo de estas competencias y la formulación de programas de intervención y acompañamiento al progreso académico de los universitarios. En este punto cabe señalar que el aporte que consiguen hacer las universidades a los estudiantes es de un 25 % para lectura crítica y un 29 % para razonamiento cuantitativo. Dicho de otra forma, más del 70 % del resultado en la prueba Saber Pro está explicado por características de los estudiantes sobre las cuales la universidad podría no llegar a tener influencia, pues su origen y efectos corresponden a lo que el estudiante “ya es” cuando ingresa al sistema de educación universitaria.

En cuanto a las universidades que más agregaron valor a sus estudiantes, pueden identificarse dos grupos; por un lado, las públicas, en especial las que están ubicadas en departamentos y municipios de menor nivel socioeconómico, y por el otro, las privadas con orientación específica hacia un área del conocimiento en su oferta académica, las cuales tienden a agregar más valor en una de las dos competencias.

Si bien estos indicadores ameritan reflexiones más específicas de acuerdo con las áreas académicas, estos resultados llevan a reflexionar sobre generalizaciones del tipo: “las universidades privadas (o públicas) obtienen mejores resultados”, “las universidades de cierta región son de mejor calidad”, que en general se asocian con los puntajes promedio en Saber Pro. Desde la perspectiva de valor agregado se observan casos de universidades con buen desempeño en la prueba que agregan poco valor, así como instituciones con desempeños bajos (en el contexto de esta evaluación) que fueron exitosas en mejorar las competencias de estudiantes con menores perfiles de entrada. Igualmente, los datos muestran que un gran número de instituciones que se destacan por sus puntajes en Saber Pro y que acogen o seleccionan a los jóvenes con mejores resultados en Saber 11 no se encuentran entre las que más aportan a las competencias de sus estudiantes.

Los resultados de las universidades en términos de su valor agregado revelan la necesidad de examinar los enfoques que a nivel de políticas públicas y estrategias institucionales se tienen sobre la calidad de la formación universitaria en Colombia. Sobre todo, a tener un especial cuidado en no convertir el desempeño en la prueba Saber Pro en el único objetivo a perseguir por parte de las universidades o el criterio preponderante para la evaluación de programas y proyectos de los distintos niveles de Gobierno. Por otro lado, es importante destacar el efecto que puede tener el fortalecimiento de la educación superior en las regiones en el cierre de brechas de aprendizaje. Con base en los resultados del valor agregado, hoy más que nunca se hacen necesarios los esfuerzos por contar con más universidades y programas de calidad que articulen los esfuerzos públicos y privados.

 

Las opiniones expresadas por los autores no comprometen la posición de la Universidad del Norte. Este espacio garantiza la libertad de expresar ideas y opiniones de los miembros de su comunidad universitaria, así como la libertad de cátedra e investigación. 

Por: José Aparicio Serrano
Decano Instituto de Estudios en Educación

aparicio@uninorte.edu.co

 

Por: Jorge Valencia Cobo
Coordinador del Observatorio de Educación del Caribe Colombiano

javalenciac@uninorte.edu.co







Más del 70 % del resultado en la prueba Saber Pro está explicado por características de los estudiantes sobre las cuales la universidad podría no llegar a tener influencia, pues su origen y efectos corresponden a lo que el estudiante “ya es” cuando ingresa al sistema de educación universitaria.

Compartir artículo en: 
 

   

Vigilada Mineducación

Km.5 Vía Puerto Colombia - Tel. (57) (5) 3509509 - Área Metropolitana de Barranquilla, Colombia © Universidad del Norte