Nuevo Doctorado en Ciencias Biomédicas, el primero en su tipo en el Caribe
Publicado en: mié, 21 sep 2016 07:00:00 -0500
El nuevo Bloque de Salud que albergará los laboratorios de investigación del doctorado.

Con un programa que combina la estructura académica con una formación en emprendimiento, la Universidad del Norte lanza esta semana su doctorado en Ciencias Biomédicas, el primero de su tipo en la región Caribe colombiana.

Este estudio de posgrado, el de más alto nivel de la división de Ciencias de la Salud, nace como la evolución natural de los programas de pregrado, especializaciones médicoquirúrgicas y maestrías de Uninorte, y refleja la madurez de esta división.

“El doctorado en Ciencias Biomédicas aparece como respuesta a todo un plan de desarrollo institucional el cual, siguiendo el lineamiento de calidad por el cual nos ha llevado el rector, nos compromete hacer formaciones terminales en las diferentes áreas del conocimiento”, detalló el decano de Ciencias de la Salud, Hernando Baquero.

El elemento diferenciador de este doctorado, que se espera sea el primero de otros que vendrán en el futuro dentro de la división, será la combinación de un componente básico —con los conocimientos en todas las áreas de genética, inmunología, virología, enfermedades tropicales, bioquímica, etc.—, un componente de profundización en las áreas específicas en las que los doctorantes quieran desarrollar su investigación, y cursos acompañantes relacionados con transferencia de conocimiento, emprendimiento e innovación.

Estos cursos, que según la coordinadora María del Pilar Garavito no los tiene ningún otro programa de su tipo en el país, “se diseñaron con el objetivo de que los futuros doctores reflexionen acerca de sus descubrimientos y resultados, y darles la oportunidad de emprender lo que llamamos empresas de base tecnológica. Se trata de cómo utilizar estos productos para beneficiar a la comunidad”, añadió Garavito.

Para lograrlo, este complemento se trabaja de la mano del Centro de Emprendimiento de Uninorte, y para el decano Baquero, este es el enfoque diferenciador del doctorado.

“Una vez generada una fuerte base de conocimiento, se empezará, a través de los proyectos de sus tesis doctorales, a generar cosas que ayuden a mejorar el bienestar de nuestra sociedad de manera concreta. Queremos que rápidamente podamos hacer transferencia de conocimiento, que la investigación que hacemos en los laboratorios llegue rápidamente a la cama de los pacientes. Ese es el sello que le queremos dar a nuestro doctorado”, señaló el decano, detallando que esto responde a la tendencia mundial de innovación.

Para él, innovar es ser capaz de crear algo y lograr valor gracias a esa creación, y en el caso de los médicos aspirantes a doctorado, es más que “solo sentarse en los escritorios a desarrollar investigación dura que desplace la frontera del conocimiento —por ejemplo, en el tratamiento de una enfermedad o el trabajo con un gen asociado a algún tipo de condición patológica—”. Se trata, en sus palabras, de lograr que ese tiempo y recursos que se invierten en la consecución del conocimiento se transfieran y lleven a que la sociedad tenga un mayor nivel de bienestar.

Es por eso que este doctorado les apunta a profesionales con un perfil de liderazgo, que quieran ser investigadores integrales y, en palabras de María del Pilar Garavito, “que no se limiten a solo querer investigar sino impactar en lo que se llama medicina traslacional: la forma en que se pasan los conocimientos a la aplicabilidad”. 

Las claves de la investigación

El doctorado está soportado en seis grupos de investigación, la mitad de ellos en clasificación A1 y A de Colciencias, con el 60% de sus profesores clasificados como Investigadores Senior y Asociados.

Contará con las instalaciones del recientemente inaugurado Bloque de Salud: una construcción de 3.600 metros cuadrados aproximadamente que incluye el Centro Médico Uninorte en el primer piso, dos pisos de laboratorios para la formación de pregrado y posgrado y un gran piso para la investigación dura que va a soportar el doctorado.

Hernando Baquero aclara que los laboratorios multifuncionales de la nueva edificación no están asignados a un investigador sino a procesos de investigación. “Esto permite que los profesores investigadores se empiecen a interconectar en sus diferentes procesos, que empiecen a trabajar en el día a día y que realmente compartan los espacios para discusión y de elaboración de sus técnicas de laboratorio”, explicó.

Además, según detalló Homero Sanjuan, director de Investigación del doctorado, los estudiantes tendrán a su disposición equipos que facilitan el desarrollo de investigación de avanzada para publicaciones en revistas de alto nivel en lo que tiene que ver con biología celular, inmunología y biología molecular, enfermedades tropicales, salud sexual y reproductiva, virología molecular, virología orientada al diagnóstico e implementación, tecnologías para análisis de citometría de flujo, genética molecular, diagnóstico y asociación de mutaciones asociadas a patologías, entre otros.

Finalmente, contarán con alianzas nacionales e internacionales de la mano de los docentes investigadores, que han logrado apoyo en proyectos investigativos por parte de entidades en Norteamérica, Europa y Oceanía.

“Tenemos proyectos de investigación patrocinados por el programa Horizonte 2020 de la comunidad europea, otros patrocinados por el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos y otros en colegaje con entidades nacionales. Eso va a facilitar una gran oportunidad para que nuestros estudiantes se muevan y que tengan una experiencia que complementará lo que hacemos aquí”, finalizó Sanjuan.

Por Melissa Zuleta Bandera

Más noticias Más noticias