Dimensión y representación en un curso de Geometría para diseño gráfico: experiencias de atención a la diversidad.

Por: Jenny Patricia Acevedo Rincón. Instituto de Estudios en Educación. Geometría

ANTECEDENTES

El curso de Geometría acoge estudiantes, principalmente de Diseño gráfico de  primer semestre. A partir del reconocimiento de las diversas capacidades de los  estudiantes en el curso de Geometría (2020-10) y basada en mi experiencia  profesional e investigativa con esta población, decidí reformular el curso que  regularmente era ofrecido por un profesor de ciencias básicas, centrado más en la  identidad profesional desde el hacer de la geometría, para ser ofrecido a un nuevo  curso de estudiantes de Geometría en el periodo 2020-30. Este diseño busca  atender de forma universal el aprendizaje del grupo de estudiantes que ingresan  cada nuevo semestre, proponiendo: (i) múltiples formas de representación, (ii)  múltiples medios de representación, múltiples formas de acción y expresión, y, (iii)  múltiples formas de compromiso con el aprendizaje, de acuerdo con el Diseño  Universal de Aprendizaje-DUA (CAST, 2020).

Por su parte, el curso de Geometría  pretende desarrollar habilidades visoespaciales en los estudiantes, a partir de la  interacción de software especializado para construcciones y representaciones en  dos y tres dimensiones, en donde los estudiantes proyectan sus construcciones basados en portafolio de servicios como futuros diseñadores gráficos, usando los  conceptos básicos de la geometría aplicados a la identidad empresarial,  construcción de bocetos (bidimensionales) y formas (tridimensionales) de distintos  modelos, entre otros.

DESARROLLO Y RESULTADOS DE LA EXPERIENCIA

Entre las características del curso  desarrollado durante dos periodos académicos (2020-10 y 2020-30), se pueden  resaltar: el contexto, las estrategias de enseñanza y el compromiso con el  aprendizaje. Inicialmente, el contexto de la experiencia no solo le limitó a la ubicación de esta, sino a los participantes. Durante el periodo 2020-10 fue presencial hasta la semana 8, y virtual-remota hasta la semana 16. En cambio, el 2020-30 se desarrolla en la modalidad virtual-remota. La cantidad de participantes es menor durante este semestre, mientras que en los dos semestres los estudiantes participantes se caracterizaron por su diversidad, tanto cognitiva, emocional, intelectual y cultural. Algunos de ellos ingresaron con diagnósticos de autismo, discapacidad intelectual y acondroplastia, mientras que otros fueron  descubiertos con el pasar de las clases. Es importante destacar que, conocer sus características (no sus diagnósticos), me ayudaron a buscar como docente otras fuentes de formación con las que pudiera proponer una clase que atendiera al total de estudiantes, y no se volviera excluyente al tratar de atender las particularidades de pocos. A medida que me formaba, iba experimentando otras formas de llegar a los estudiantes mediante la enseñanza de la geometría a partir de construcciones básicas, pero que pudieran ver aplicabilidad en su carrera. Sin cambiar los contenidos ni tampoco los resultados de aprendizaje, como docente tomé la  iniciativa de reformular la forma de desarrollar el curso de Geometría, ofrecido  generalmente para los estudiantes de Diseño Gráfico de primer semestre.

De acuerdo con el desarrollo de la experiencia, esta fue desarrollada en las  siguientes etapas: (i) reflexión sobre resultados parciales por corte, pues  terminado cada parcial, se analizaban las entregas de trabajos, y se comparaban  con los resultados del examen, para analizar situaciones particulares; (ii) reflexión  sobre resultados finales del grupo y comparación con los resultados de la evaluación docente, pues a pesar de que los resultados superaron mis  expectativas en cuanto a la tasa de aprobación1, decidí revisar las sugerencias  realizadas por los estudiantes durante el primer ciclo de aplicación del curso,  frente a la cantidad de tareas asignadas, pues efectivamente, estaba dejando  trabajos para casa al igual que todos los profesores del semestre, y al final  terminaron aprobando, pero agobiados con la cantidad de actividades. Entonces,  para este segundo semestre adopté otras formas de trabajo, que evalúan el 90%  del trabajo durante el desarrollo de la clase, y algunos trabajos en grupo, o que  solicitan tiempo extra para entregar mejor los trabajos de clase, los entregan en  una fecha límite; (iii) capacitación, durante el periodo intersemestral participé en  cursos de actualización (acompañamiento tecnológico del CEDU, diplomado y  DUA) que permitieron tener otra perspectiva de trabajo en el aula; (iv)  reformulación del curso en periodo inter-semestral, se realizó la planeación de las  primeras cinco semanas de clase de todos los cursos (v) implementación del curso  renovado, en donde los estudiantes experimentan una nueva propuesta de curso  de geometría que parte de la atención a la diversidad en el aula, pero también  ofrece los tres principios del DUA, pero también acompañada de muchas herramientas tecnológicas durante la sincronía interactiva y asincronía asistida.  Con esto, inicia nuevamente el ciclo de reflexión sobre la práctica por cortes  parciales y posterior a esto resultados sobre evaluación QCD de la práctica, que  ya arrojan resultados positivos de enseñanza, pero con sugerencia en profundizar  en el uso de las plataformas especializadas.

Este tipo de experiencias me ayudan a reflexionar sobre las prácticas docentes constantemente. En la medida en que cada nuevo semestre comienza, un grupo de nuevos estudiantes me permiten pensar en mejores formas de organizar las clases en pro de su aprendizaje. Además de esto, cuento con la experiencia de trabajo previamente con población en condición de diversidad, con estudiantes de diferentes grados de educación básica primaria y secundaria, que permiten la comprensión de las bases de las dificultades de estudiantes que experimentan al aprender las diferentes áreas. 

Complementario a esto, cuento con experiencia investigativa realizada en trabajos previos de acompañamiento a estudiantes de conclusión de curso de licenciatura en matemática, que permiten dar bases de sensibilización ante la diversidad  cognitiva, intelectual y emocional en el aula de matemáticas, que permite proyectar acciones a nivel universitario. Sin embargo, rescato de la etapa de cuarentena el poder realizar cursos de actualización en el tema del DUA, y de discapacidad y diversidad, en los que me permitieron identificar otras formas de evidenciar mejores formas de trabajar con otras poblaciones, especialmente, con estudiantes autistas, asperger, discapacidad intelectual y acondroplastia.  Esta experiencia previa, permite plantear una propuesta metodológica de enseñanza de la geometría para estudiantes de primer año. Durante el desarrollo de cada corte académico (4 semanas) se realizó una evaluación de los desempeños de los estudiantes, y de acuerdo con esta valoración y evolución, la  propuesta presentaba algunas necesidades de reformulación, en cuanto a  metodología de enseñanza, estrategias de escucha y participación, estrategias de  entrega de actividades, flexibilidades de entregas de trabajos.

Frente al conocimiento disciplinar, este me permite ver que puedo llegar al mismo punto por diferentes caminos que tome, bajo esta mirada, puedo reformular la  forma en que preparo mis clases, y la forma de presentar la información a los  estudiantes, al mismo tiempo que reformulo también las formas en las que ellos  pueden acceder a los recursos y evidenciar qué han aprendido. En consecuencia,  la evaluación se reformula a medida que las estrategias de enseñanza mudan. Si  bien es cierto que los contenidos son los mismos, podemos reconocer que la  forma de evidenciar que fueron aprendidos, pueden ser variadas en formato y  contenido, sin dejar de lado que todos deben responder al mismo objetivo de  aprendizaje. Por ejemplo, me di cuenta que puedo evaluar contenidos, no como  ejercitación sino argumentación, pues al argumentar tienen que pasar por las  construcciones primarias en geogebra, pero también aplicar fórmulas para construir esto. Finalmente, sus argumentos dejan ver qué tanto dominio tiene  sobre un contenido específico. Para este tipo de actividades, no me es suficiente  un examen plano, sino una video-explicación de algún ejercicio o afirmación. Así  mismo, puedo motivar a los estudiantes a realizar trabajos en casa, siempre y  cuando quieran acceder a bonus de trabajo extra, lo que implica motivarlos al  compromiso con el aprendizaje.

A medida que la práctica me ayuda a formular nuevas reflexiones sobre mi  quehacer pedagógico, esta me lleva a repensarme como profesora. Prácticas  planas, con las mismas características, hacen pensar que se está haciendo todo  bien, y me llevan a una zona de acomodo, cuando la dinámica del mundo y la  actividad de los estudiantes deberían proponer nuevas formas de llegar a ellos con  el conocimiento, que, si bien es el mismo, no son los mismos estudiantes, como lo  vimos en esta experiencia. Finalmente, podemos reconocer en situaciones  retadoras, la creatividad y recursividad del docente con sello Uninorte, que permite  superar rápidamente adversidades, pues contamos con un equipo que nos  respalda nuestras propuestas de mejora en el aula. Detrás de cada propuesta, hay  un equipo de trabaja en pro de la buena docencia y de aprendizajes de calidad  para sus estudiantes.

Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.

Conoce las historias de inclusión en Uninorte.