Blogs Blogs

Delio Pérez: La música como instrumento de transformación social.

 

 

Egresado del programa de Música, Delio Pérez ha resaltado en su labor como educador, en la que, con violín en mano, enseña a niños y jóvenes del Centro musical batuta de Puerto Carreño. Recientemente, fue nombrado como uno de los dos mejores docentes a nivel nacional del 2019. 

 

La Fundación Nacional Batuta trabaja por el desarrollo integral y la mejora de la calidad de vida de niños, niñas, adolescentes y jóvenes en zonas vulnerables, por la construcción de tejido social, la generación de espacios de reconciliación y convivencia, y por la construcción de capacidades individuales útiles para ejercer una participación activa en la sociedad. Esta entidad, busca contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes de Colombia, a través de una formación musical centrada en la práctica colectiva, desde una perspectiva de inclusión social, derechos y diversidad cultural. 

 

Los Centros musicales son los espacios de formación de cientos de niños, niñas, adolescentes y jóvenes de la Fundación Nacional Batuta que funcionan con el fin de proveer un ambiente apropiado para el aprendizaje musical, el crecimiento humano integral y la interacción con la comunidad. Cada año esta fundación lanza un concurso en donde se reconoce el trabajo del mejor docente y del mejor centro musical del país. 

 

Actualmente, en Colombia existen 225 centros en 113 municipios que atienden a más de 40 mil niños, niñas, adolescentes y jóvenes de los distintos programas de formación musical que se desarrollan en el país de la mano de aliados del Gobierno Nacional y local y la empresa privada. Con el fin de dar un reconocimiento a la labor de coordinadores, asistentes, profesores y profesionales psicosociales, la Fundación Nacional Batuta lanza la tercera versión del concurso ‘Mejor Centro Musical Batuta 2019’ que premiará al equipo que a partir de su trabajo logre que su centro se destaque y cumpla con los objetivos establecidos. En 2017, el Centro Musical Discapacidad 1 y 2 de Medellín obtuvo esta distinción y en 2018 el Centro Musical de Villa del Rosario. Se tendrán en cuenta aspectos administrativos, de gestión, la implementación de actividades de ampliación de horizontes culturales, apropiación comunitaria y la circulación de las agrupaciones en diversos escenarios. En estos concursos cada regional debe seleccionar a los tres centros musicales más perfilados y a los tres docentes; fuimos seleccionados por segunda vez consecutiva por la regional Oriente a la cual pertenezco para hacer parte del concurso, se envió una justificación y un video explicando las razones por las cuales creemos merecer ser los ganadores. 

 

“El día 19 de noviembre recibí una video llamada de parte de la presidenta ejecutiva de La Fundación nacional Batuta, el comité directivo y el grupo evaluador quienes de manera muy eufórica reconocieron y exaltaron la labor que se ha venido realizando en el centro musical Batuta Puerto Carreño”, recuerda Pérez. 

 

Foto: Delio Pérez en compañía de los integrantes del grupo de Cámara del Centro musical Batuta Puerto Carteño, Fray Martín Contreras Forero, Gerente Regional Oriente y Maria Claudia Parias Durán, Presidenta Ejecutiva de la Fundación Nacional Batuta.

 

 

Es en junio de 2017 cuando Delio ingresa al centro musical en la sede de Puerto Carreño, ubicado en el departamento de Vichada, al este del país. Allí, inicia como docente de violín y viola, en 2018 es nombrado como coordinador musical, director de orquesta y continuó como docente de los instrumentos de cuerda. 

 

“Puerto Carreño por su ubicación geográfica queda bastante aislado del centro de la ciudad y del demás centro musicales. Es por esta y otras razones que es muy difícil dar a conocer los procesos musicales que allí se llevan a cabo. En 2019 hubo un logro muy importante y fue que gracias a gestiones realizadas con la gobernación de vichada y la coordinación de cultura se logró realizar un intercambio musical con el Centro musical Batuta Fontibón y el grupo de cámara Batuta Puerto Carreño”, afirmó. 

 

“Mi estancia en la ciudad de Puerto Carreño Vichada ha sido muy importante, porque más que impartir conocimiento a todos los beneficiarios del programa, ha sido una escuela formadora para mí mismo. Desde enseñarle a un niño cómo tomar su instrumento hasta realizar una gestión con entidades públicas y privadas para la obtención de recursos que beneficien el sostenimiento del programa. Indiscutiblemente, cada una de las herramientas y conocimientos obtenidos durante mi paso por la universidad ha sido de vital importancia para mi formación constante”, señaló Pérez. 

 

De su paso por Uninorte recuerda los recitales que realizaba al final el semestre. “Para mi primer recital como estudiante de la carrera de música, tenía tantos nervios que al momento de tocar en frente de los docentes y del público al cual había invitado, mi mente quedó en blanco y no pude continuar con la interpretación de la obra.

 

“Ser egresado Uninorte fue un sueño para mi mucho antes de ingresar, hoy con total seguridad puedo decir que es un gran orgullo y honor decir: soy egresado Uninorte”.

 

De la mano de un uninorteño, Ecopetrol le apuesta a proyectos de clase mundial

 

Con la convicción que le genera su paso por la Universidad del Norte, a través de los conocimientos y las experiencias adquiridas, el barranquillero Jürgen Loeber desde 2016 pone en marcha la Vicepresidencia de Ingeniería y Proyectos de Ecopetrol.

 

No es un reto fácil tomar las riendas de los proyectos del grupo empresarial petrolero del país que en 2019, según el informe anual de la petrolera colombiana y publicados en la revista Portafolio, obtuvo una ganancia neta de 3,01 billones de pesos (890 millones de dólares) en el tercer trimestre, un repunte de un 8,5 frente al mismo lapso del año pasado. Entre julio y octubre de 2018 la utilidad neta de Ecopetrol fue de 2,77 billones de pesos.

Por su parte, entre enero y septiembre, según destaca el informe presentado a la Superintendencia Financiera de Colombia, se registraron utilidades por $9,24 billones, las más altas de los últimos 6 años para ese periodo, incluso con una reducción de US$7,9 por barril en el Brent promedio.

En esta petrolera, desde el 2016 Loeber asume el reto del manejo y aseguramiento de los proyectos, desde sus etapas de planeación y diseño, hasta la entrega, así como de proveer los recursos críticos y las capacidades técnicas requeridas para una gestión efectiva del dinero invertido. 

Sin embargo, entre las cifras más importantes para el barranquillero de ascendencia alemana Jürgen Loeber, están los casi 3 años que lleva ejerciendo la Vicepresidencia de Ingeniería y Proyectos del Grupo Ecopetrol, sus 2 hijas y los 5 años de formación como administrador de empresas en la Universidad del Norte.

Aquel joven hiperactivo, como él mismo se describe, siempre soñó con tener en Barranquilla un taller automotriz “de alta gama y buen diseño”, así como los de las marcas de carros más sofisticadas entre las décadas del sesenta y setenta que veía cuando viajaba a Alemania para visitar a su familia paterna.

Por ello, tomó la decisión de inscribirse en la carrera de Ingeniería Mecánica. Eran momentos de independencia personal y le quedaba poco tiempo para afrontar los estudios y trabajar. Así que pensó en formarse como Administrador de Empresas, un camino que pareciera venir abonado.

Entre risas, el nuevo vicepresidente recuerda como anécdota el momento en que le anularon un examen, siendo aún estudiante de Ingeniería, pues lo encontró tan fácil que prefirió mirar las caras de horror de sus compañeros al tratar de descifrar las preguntas. Fue ahí cuando su profesora pensó que estaba tratando de copiarse y le retiró la hoja.

De su ceremonia de graduación recuerda estar en el coliseo de la universidad y tener sentimientos mezclados, felicidad e incertidumbre. Felicidad por culminar su etapa de estudiante pero también incertidumbre por saber qué le tenía preparado el futuro. Quería trabajar y ejercer su profesión, aplicando lo aprendido en su alma máter.

“Tenía claro que lo que había aprendido en esta universidad me iba a ayudar a ser un gran profesional y a desempeñarme de una manera sobresaliente”.  

Fue un estudiante disciplinado, pero sobre todo enamorado de las nuevas asignaturas por las que había optado. Al salir, y siendo aún un ingeniero de corazón, entró a ser parte del equipo que desarrolló el proyecto minero de El Cerrejón. Primero como practicante, luego como colaborador directo.

Ahora son más de 30 años de experiencia en manejo de proyectos en diversos lugares petroleros en el mundo, en compañías reconocidas como BP Exploration, encargada del desarrollo de los campos de Cusiana y Cupiagua; y los desafíos internacionales, iniciando por Alaska. Todos bajo una misma premisa: poner en marcha proyectos de clase mundial.

Hoy, desde su oficina y con dos maestrías, una en Gerencia de Proyectos y otra en Alta Gerencia, Loeber se siente agradecido con Barranquilla y con la Universidad del Norte, ratificando que, de su gestión, “los colombianos pueden esperar una cosa muy clara: hacer proyectos de talla mundial, con los que todos nos sintamos orgullosos y felices; un cambio radical para Ecopetrol y para el país”.

 

 

Margarita Sánchez: una de las abogadas latinas con mayor influencia en los Estados Unidos

Egresada del programa de Derecho (1999) y Especialización en Estudios Políticos Económicos, Margarita Sánchez se ha posicionado como una de las abogadas latinas con mayor influencia en los Estados Unidos. 

 

Su amplia experiencia y alto sentido de la responsabilidad, la ha llevado a recibir múltiples distinciones entre las que se encuentra estar en el ranking de ‘Las 50 mejores abogadas especializadas en América Latina, Latinvex 2015, ser miembro del Chartered Institute of Arbitrators, 2015, Chambers Global 2013, 2014 y “Mejores abogados menores de 40 años”, de la Asociación Nacional de Abogados Hispanos, 2014, entre otros. 

 

Latinvex, medio de comunicación digital enfocado en negocios de América Latina, en 2015 la reconoció como una de las mejores abogadas de litigios, arbitrajes y ley de prácticas corruptas. Así mismo, en el año 2013 fue reconocida por la publicación británica Chambres Global, como una de las abogadas de negocios líderes en el mundo, donde trabaja en pro del desarrollo profesional de las abogadas de ascendencia hispana en los Estados Unidos y en donde recientemente fue destacada como una de las cinco mejores abogadas latinas en el ranking Top Lawyers Under 40.

 

Actualmente, Sánchez se desempeña como socia y fundadora de su firma de abogados Disan Legal, en la que ha defendido intereses de países como Guatemala y Panamá. Además, ha brindado asesoría a organizaciones como la comunidad del Caribe y ha sido la representante de empresarios en litigios en el extranjero. “Mi proyecto a largo plazo es consolidar la firma, expandirla internacionalmente, lograr que sea una firma importante y poder trabajar en asuntos de Colombia y Barranquilla”.

 

Margarita atribuye el éxito de su carrera a la disciplina, el compromiso con las metas establecidas, las buenas relaciones con los demás y el liderazgo, así también como ser una persona determinada al momento de conseguir lo que se propone y sobre todo ponerle pasión y creatividad a lo que hace. 

 

Sánchez considera que el tema de las mujeres a nivel profesional es altamente debatido y aunque muchas de ellas han salido adelante y tienen una carrera brillante, en pleno siglo XXI continúa existiendo una gran brecha entre hombres y mujeres en temas laborales. “La mujer de alguna manera por tradición piensa que tiene toda la carga de la familia, lo que resulta difícil al momento de balancearlo con la vida profesional”. Dado esto, Margarita les aconseja a todas las mujeres que luchen por sus sueños porque ella puede dar testimonio de que sí es posible mantener una vida profesional y una vida familiar sin necesidad de sacrificar alguna.” Es importante trazarse metas para alcanzar los sueños y lograr un equilibrio entre la vida profesional y familiar”.

 

Margarita también considera que el apoyo de la familia es fundamental para construir un proyecto de vida profesional. Además, aprender a conocerse a sí misma, afianzar las capacidades y perder el miedo de dar el siguiente paso, son también fundamentales. 

 

“Para mí es un orgullo ser egresada de la Universidad del Norte. Siempre he sido una apasionada del derecho y recuerdo que desde muy joven supe que quería ser abogada. El programa de Derecho me abrió sus puertas y proporcionó las herramientas necesarias para lanzarme a la práctica jurídica. Además de una formación académica extraordinaria, me incentivó a desarrollar un esquema de pensamiento íntegro, creativo y libre de prejuicios, lo que me ha dado las bases para afrontar los retos que día a día han hecho parte de mi carrera”.

 

Gustavo Aroca, el camino en la nefrología de un egresado Uninorte

 

Egresado de la primera promoción de la facultad de Medicina (1980) de la Universidad del Norte, Gustavo Aroca se desempeña como el actual Presidente de la Asociación Colombiana de Nefrología, Director científico y fundador de la Clínica de la costa, docente e investigador.

 

 

Aroca, quien cuenta con Especialización en medicina interna, Especialización en Nefrología y Doctorado PhD en Educación, le ha ganado para ser reconocido por su labor en el campo de la salud, mérito que lo llevado a dirigir grandes proyectos de investigación y ser parte de entidades entre las que se encuentra American Society of Nephrology, organización internacional conformada por alrededor de 20.000 profesionales del sector salud a nivel mundial que promueve la atención experta de los pacientes, avanza la investigación médica e informa a los formuladores de políticas sobre temas de importancia para los médicos especialistas en riñones y sus pacientes.

 

Desde su carrera y gracias a los pilares adquiridos en su formación integral, Gustavo considera que sus aportes a la sociedad han sido su compromiso con la investigación y la prevención de enfermedades renales, así como el desarrollo de un plan estratégico nacional, consiguiendo intervenir los factores de riesgo para enfermedades renales en el Caribe colombiano. Desde la presidencia de la Asociación Colombiana ha liderado la campaña, “Colombiano, cuida tu riñón”, en el que en trabajo conjunto con la Asociación Colombiana de Nefrología Pediátrica ACONEPE, lideran esta campaña para dirigir esfuerzos en crear conciencia de la realidad de la enfermedad renal, su prevención y detección precoz.

 

“He logrado a través del modelo integrar la promoción y protección de la salud, la prevención temprana de las enfermedades renales con la investigación y la docencia como conceptos básicos para conseguir y conservar la salud renal”, señaló.

 

Su época bajo el Roble Amarillo

Gustavo Aroca, hace parte del privilegiado grupo de 74 estudiantes en egresar de la primera promoción de Medicina de Uninorte en 1980, y hoy luego de 45 años, recuerda con cariño su época de estudios en su alma mater.

 

“Como olvidar ese 19 de diciembre de 1980, bajo un sol radiante en la plazoleta de la universidad escuchábamos embebidos nuestros nombres, esperando con ansiedad nuestro diploma como primeros médicos de la Universidad del Norte. Jesús nos dijo unas palabras que nunca olvidaremos: “ustedes primera promoción sean los líderes, pero además de esto sean humanistas”.

 

Son muchas las anécdotas que recuerda una de ellas fue haber sido cofundador del comité científico estudiantil de medicina de Uninorte. “Logramos realizar más de 10 eventos nacionales e internacionales de educación continúa. En una ocasión realizamos un congreso de trasplantes renales en el año 1983 y no alcanzaba el dinero para cubrir los gastos de atención a conferencistas, en ese entonces le dije a Rafa Bustamante que nos tocará quedarnos lavando platos”, afirmó.

 

“Decir #SoyEgresadoUninorte significa un gran honor por ser la mejor universidad del Caribe colombiano y respetar los valores de la integridad académica, un compromiso de producir un trabajo como egresado con altos estándares intelectuales  y alta responsabilidad social. Uninorte me enseñó a ser una mejor persona, a ser analítico, innovador, pensador, creativo, a ser muy humano y enfrentar el mundo con motivación. La universidad becó mis estudios de pregrado ya que no tenía medios económicos. En Uninorte hice mi carrera docente luego de regresar como especialista”.

 

José Luis Álvarez: Un ingeniero exponente del Carnaval en Estados Unidos

 

Egresado del programa de Ingeniería de sistemas (1990), José Luis Álvarez se desempeña como directivo en la compañía Auxis y actualmente es el Rey momo del Carnaval de Barranquilla en Miami 2020.

 

Ya son más de 30 años en los que José ha estado ejerciendo su profesión en Estados Unidos y que gracias a su dinamismo, responsabilidad y seguridad, ha podido ser parte de grandes compañías multinacionales que ofrecen las mejores prácticas tecnológicas, como lo son Siemens, AT&T Solutions y Citicorp, entre otras.

 

Auxis, compañía Americana de consultoría y outsourcing, es la empresa donde Álvarez se desempeña actualmente como Director General de Tecnología de Infraestructura. Su experiencia incluye planificación estratégica de TI, programas de control de costos, tecnologías emergentes, operaciones de TI y gestión de infraestructura. Abrirse paso en un país diferente al de su origen no fue tarea fácil y más aún, resaltar en medio de un mercado profesional competitivo. Álvarez, manifiesta que su paso por Uninorte le dio las bases para poder ejercer su carrera con una visión internacional.

 

“Gracias a mi carrera aprendí inglés. En esa época, años 80 aproximadamente, los libros venían en ese idioma. Tiempo después me fui a Estados Unidos para hacer un Máster y eso me terminó de abrir las puertas. Todo lo que aprendí en Uninorte me dio ventaja frente a todas las personas con las que competía al momento de conseguir un empleo. Eso me llevó a escalar rápidamente” afirmó.

 

Establecido en los Estados Unidos, se casó con la barranquillera Liliana Samper, administradora de empresas, con quien tiene dos hijos: Natalie, de 23 años e ingeniera de sistemas como él y David, de 20 años, ingeniero eléctrico. “Nuestros hijos que nacieron allá, tienen alma barranquillera. Eso para nosotros es muy importante”, señaló.

 

 

La esencia del Carnaval en territorio Americano

Apasionado por la cultura, la música y el arte, Álvarez se ha comprometido, bajo el título de ‘Soberano del Carnaval en Estados Unidos’, a preservar y representar con mucho orgullo el patrimonio cultural e inmaterial de los barranquilleros. “Fue una buena sorpresa, la recibí muy alegre”, recuerda, “para mí lo más importante es seguir difundiendo la cultura del carnaval y la cultura de Colombia en el exterior. Me encanta que la tradición siga con otras generaciones”.

 

Como embajador del Carnaval de Barranquilla en el sur de la Florida, José Luis no solo fortalece nuestra cultura sino que además lleva a cabo obras sociales para niños de escasos recursos promoviendo la recolección de fondos.

 

Encontrar un balance entre su profesión y ser el representante de las fiestas más importantes y representativas del Caribe colombiano, no es tarea fácil. “Es una responsabilidad muy grande. Tengo a mi cargo a más de 150 personas. Confío en mi grupo para que hagan lo que les corresponde. Tengo días largos de trabajo, eventos y compromisos del carnaval, durante la semana y los fines de semana. Hay que tener un poco de coordinación y lo más importante es el apoyo de mi esposa, ella me acompaña a todo y eso es fundamental”. 

 

Son muchas las anécdotas que Álvarez rememora de su paso por Uninorte, una de ellas era la “Semana Uninorteña”, en la que se realizaban eventos tradicionales como el Festival Universitario de la Canción y el Reinado Interfacultades, donde se llevaba a cabo un pequeño carnaval.

 

Así mismo, recuerda que “nos tocaba aprender cosas muy difíciles para ese entonces pero tenía bastante dedicación y un buen grupo de estudio, muchos de ellos son ahora de mis mejores amigos”.

 

Con profundo gozo, José Luis lleva a su universidad en su corazón. “Para mi decir #SoyEgresadoUninorte es un orgullo grandísimo, es mi Alma Máter. A Uninorte le agradezco el haberme dado la oportunidad de haberme permitido estudiar mi carrera en Barranquilla, sin tener que haberme ido”.