Simulando, una efectiva estrategia para enseñar inglés
Publicado en: vie, 30 nov 2018 06:30:00 -0500
Indira Niebles, Aileen Camargo, Jorge Linero, Yuddy Pérez y Paige Poole, ganadores en la convocatoria de Innovación Pedagógica.

Al entrar al salón de la profesora Yuddy Pérez, los estudiantes se convierten en otros. Cuando cruzan la puerta, los asistentes a esta clase del último nivel de inglés para el pregrado en Medicina y Odontología, se encuentran con el Centro para la Promoción y Prevención de la Salud del Caribe, un lugar que tiene vacantes para cada uno de ellos.

A través de este juego de simulación, se busca que los estudiantes desarrollen no solo competencias comunicativas en el inglés sino también competencias profesionales en su campo de estudio. Esta estrategia, que ha implementado Pérez, en conjunto con los profesores Indira Niebles, Aileen Camargo, Jorge Linero y la coordinadora de los programas de inglés para Ciencias de la Salud del Instituto de Idiomas, Paige Poole, mereció el primer puesto en la convocatoria de Innovación Pedagógica 2018, en la categoría de Investigación de Aula.

“Llevamos dos años trabajando en el diseño y en el pilotaje. Cada semestre hemos recogido datos rigurosamente, analizado e implementado cambios. Estamos trabajando para que sea el syllabus oficial de ese curso”, contó Pérez, magíster en educación con énfasis en la enseñanza del inglés. Actualmente se trabaja con los cinco profesores en grupos selectos. 

La profesora ingresó a trabajar a Uninorte en 2010, pero recuerda que tres años después, en un encuentro con la doctora Beatrice Dupuy, conoció a profundidad el concepto de simulación global. Con la ayuda de Camargo y Linero, quienes hace dos años eran estudiantes de maestría, realizaron el primer pilotaje en el marco de la tesis que ambos desarrollaban y en la que Pérez era la directora.

Con la ayuda del departamento de Ciencias de la Salud, realizaron el programa, dirigido a jóvenes en el quinto nivel de inglés, que consiste en tres momentos. En la primera etapa conocen la metodología: existen varias vacantes en el centro de salud y prevención de enfermedades ficticio y deben prepararse para aplicar a una de ellas. Los estudiantes deben entonces, de acuerdo al rol que quieran desempeñar, crear su perfil médico, perfil de Linkedin, hacer una entrevista de trabajo, todo en inglés.

Luego de ocupados los puestos en el Centro de promoción de salud y prevención de enfermedades, comienzan a llegar los casos. A partir de estos, deben diseñar tres campañas de promoción y prevención de la salud. La tercera y última parte consiste en la evaluación de estas estrategias de salud y la recepción que tengan con el público al que van dirigidas. “Hay una parte motivacional grande, porque se están enfrentando a realidades de su campo. Esto los empodera y crea un ambiente de aprendizaje significativo”, puntualizó la docente.

De acuerdo con Pérez, despertar motivación es crucial puesto que es un curso que además de ser obligatorio, no tiene una carga de créditos. “No queremos que sea una clase de inglés a la que solo se viene a aprender las reglas gramaticales. Es clave que tengan un propósito para aprender y que le vean el por qué”, comentó. Y, durante cinco horas semanales, los estudiantes de su clase exploran los límites de su conocimiento en otro idioma al proyectarse como lo que quieren ser, profesionales en el campo de la medicina.

 

Por Leonardo Carvajalino

Más noticias Más noticias