“En esta transformación energética, la Costa Caribe tiene la mayor oportunidad”: Minminas
Publicado en: mié, 06 feb 2019 06:30:00 -0500
Maria Fernanda Suárez, ministra de Minas y Energía, durante la presentación.

Maria Fernanda Suárez, ministra de Minas y Energía, dictó el 5 de febrero una conferencia en el auditorio, en la que trató el tema de la transformación energética de Colombia y la oportunidad que tiene la Costa Caribe para aportar a este cambio. La funcionaria, quien se desempeñó durante tres años como vicepresidenta de Ecopetrol, afirmó que aún cuando el país ha utilizado correctamente el recurso hídrico, existe un potencial inclusive mayor en los otras fuentes energéticas como la solar y la eólica. 

“En esta transformación energética, la Costa Caribe tiene la mayor oportunidad” aseguró. Suárez señaló ejemplos como el desierto de La Guajira y las costas del Mar Caribe como algunas de las ubicaciones en las que proyectos de energías renovables podrían prosperar a futuro, gracias a la alta luminosidad y la velocidad de la brisa. La ministra manifestó que a corto plazo, estas fuentes no convencionales son rentables pero debido a la dificultad de almacenamiento de la energía no se puede contar en ellas como un recurso único. 

Por esta razón, el gobierno decidió incentivar subastas contratación de energía eléctrica a largo plazo que, según contó la ministra, permitirá “la introducción a escala de las energías renovables no convencionales”. De los 22 proyectos que se presentaron a la subasta, 15 son en la región Caribe —ocho en Atlántico, cuatro en Guajira, otros cuatro en Cesar y uno en Córdoba—.  El próximo 26 de febrero se realizará el evento. 

Actualmente, Colombia tiene una cobertura de energía del 97% de los hogares. Es decir, alrededor de 500.000 familias actualmente no cuentan con electricidad. Otra de las metas que planteó Suárez fue disminuir en 100.000 familias esta cifra. La ministra hizo referencia a proyectos de jóvenes emprendedores en África e India que a través de soluciones individuales han llevado cobertura a lugares rurales remotos, una de las problemáticas que sufren departamentos como La Guajira o Chocó en nuestro país. 

Según la Ministra, a 2021 la meta es pasar de los 50 megavatios de energía no convencionales que tiene instalada la red en Colombia —suficiente para proveer luz a una ciudad como Ibagué— a 1.500 —lo que consume Cali y Medellín juntas— y para esto se necesitará una inversión de alrededor de 1.600 millones de dólares. 

 

Por Leonardo Carvajalino

Más noticias Más noticias