La cultura japonesa cautivó a la comunidad universitaria
Publicado en: mié, 26 ago 2015 09:49:00 -0500

Japón, el país de honor en la Cátedra Asia Pacífico 2015, es una nación de contrastes. En este se unen las artes tradicionales ancestrales y las más avanzadas tecnologías. Desde rituales y artes como la ceremonia del té, el Ikebana o arte floral y el tradicional Origami, hasta su comida, industria y lugares extraordinarios como el Monte Fuji, hacen de este país un territorio con una cultura muy especial.

En el marco de la Cátedra, Keiko Sakihara, magíster en filosofía japonesa y miembro de la embajada de Japón en Colombia, se encargó de demostrar y explicar a los asistentes en qué consiste la ceremonia del té. Este ritual, que en japonés recibe el nombre de Chanoyu, es una costumbre social y estética de Japón. En esta ceremonia se sirve y se bebe el Matcha, té verde en polvo, que fue introducido al Japón en el siglo VIII, procedente de China.

La filosofía del Chanoyu se resume en la expresión ichigo-ichie cuyo significado literal es "una ocasión que no se repetirá jamás para agasajar a un huésped, un encuentro, una única oportunidad". "En la cultura japonesa es muy importante el respeto y la ceremonia del té no es la excepción, por eso representa la esencia de la cultura de Japón", expresó Sakihara. Este arte busca entrar en contacto con el interior de cada persona a través del hecho de tomar una taza de té. Se podría decir que la ceremonia del té es el arte de cultivar el espíritu. 

Durante el evento seis asistentes fueron agasajados en una ceremonia del té. Cada uno de ellos bebió una taza de té y disfrutó de analizar su taza. Cada taza utilizada durante la ceremonia tiene un diseño único y especial, que representa la naturaleza, el cosmos o algún elemento que permita que el participante reflexione y tenga un contacto con su interior.

El origami también es ciencia

Al representar la cultura japonesa, el origami fue uno de los protagonistas en la Cátedra, en la que el profesor Alexander Rodríguez, experto en este arte, realizó un taller en el que los asistentes aprendieron a realizar figuras básicas como un avión y un plegado más complejo que dio forma a un pingüino de papel.

Este arte de origen japonés consiste en plegar papel sin usar tijeras ni pegamento para crear figuras de diferentes formas que podrían considerarse unas esculturas de papel. El origami parte de un papel de base cuadrada o rectangular que se transforma en diseños de distintos tamaños por medio de plegados que en muchos casos presentan gran complejidad.

Según Rodríguez, el origami no solo se puede hacer con papel sino también con otros materiales como el metal o el plástico, siempre y cuando se realice un plegado. No todo plegado es origami, tiene que tener una forma y una lógica.

"Si tú tienes una mesa desnivelada, por ejemplo, y le metes un papel doblado no es origami porque simplemente estás doblando sin ton ni son para obtener una figura gruesa. En cambio una figura que así no sepas que es, tiene una lógica en su plegado y se puede replicar si sigues unos pasos exactos que hacen que la forma permanezca, pero el color y el tamaño sí varía dependiendo del papel base", aseguró.

Para el conferencista este arte también es ciencia y tiene muchas aplicaciones en la cotidianidad. En los casos en los que se necesita comprimir un elemento, como el airbag en los carros, por ejemplo, se debe plegar de manera que pueda introducirse sin ocupar tanto espacio en el timón.

Otro caso de aplicación científica tangible del origami es el plegado en los espejos que tienen algunos satélites. "Hay espejos que tiene que llevarse al espacio, pero el problema es que si tú subes el espejo desde la tierra, además de que lo puedes dañar, necesitarías una nave muy grande. En cambio, si empleas la técnica de plegado de espejos llamada Miura-ori, envías el espejo comprimido y allá se descomprime", indicó.   

En la arquitectura y en la medicina también se aplica el origami. Hay dispositivos como cubiertas plegables para hacer un espacio inteligente desarrollado con esta técnica. También en casos de salud en los que se presenta una obstrucción de una arteria es necesario retirar la grasa de una manera mecánica, en ese caso se usa un biopolímero plegado, se introduce en la arteria y se descomprime para que la obstrucción sea eliminada.

Por Valerie Salcedo

Más noticias Más noticias