Saltar al contenido
Sobre Nosotros
La geología entra por los pies
Publicado:
18/09/2018 05:30:00

videos videos

PhKnjACLZkY

Dentro de la semana se llevó a cabo el conversatorio regional: "Justicia para la paz de Colombia 2020", evento organizado por el Espectador y la Embajada Alemana. 

Miniatura
eRzynzZtKgM

Una semana dedicada a la segunda versión de Cátedra Global.

Miniatura
Sq8yzwMRAD0

El Coliseo Los Fundadores tuvó lugar la ceremonia Mérito Estudiantil con el fin de reconocer el talento de los mejores Saber Pro 2017.

Miniatura
SW2hOFyZHUo

La Semana del Ingeniero, un espacio creado por estudiantes para destacar la labor de estos profesionales.

Miniatura
YeSrCkq2fhI

La falta de liderazgo político en el Caribe colombiano, cómo esto ha repercutido en el pasado en el presente y qué hacer de cara al futuro, fueron los temas abordados por el rector Adolfo Meisel Roca en el primer acto público que organiza y programa al mando de la Universidad del Norte. 

“Las relaciones políticas del Caribe colombiano con el centro del país han sido desde un principio de tensiones y desencuentros”, introdujo la temática el rector durante el inicio de la charla, que se llevó a cabo en la mañana del lunes, 13 de agosto, en el Coliseo Los Fundadores de la universidad. Durante el evento también se entregó a los asistenes el libro "El liderazgo y el futuro del Caribe colombiano", que hace parte de la colección Roble Amarillo, y que recoge los resultados de la investigación del rector con respecto al liderazgo político de la región.

El rector Meisel comenzó refiriéndose a la paradoja que representa la situación política del Caribe, en la que el peso electoral que tiene no se ha traducido en un rol transcendental en la conducción del Estado. Para entender la situación, hizo un análisis histórico para encontrar los factores estructurales que han influido en la realidad actual. El recuento comenzó con el siglo XIX, el período comprendido entre 1821 y 1900 en el que hubo un total de 198 ministros, de los cuales solo 23 fueron de la costa Caribe. En las carteras importantes, el rector contó diez cancilleres y siete ministros de Hacienda de esta parte del país. Así también, en este siglo se presentó el primer y único presidente costeño, Rafael Núñez.

La conferencia del rector continuó con lo ocurrido en siglo XX en el país, en el que hubo un importante rezago con respecto a la representación de la región en los ministerios del país. De los 702 ministerios que fueron asignados durante este centenar de años, solo 90 de ellos fueron oriundos de la costa. De acuerdo con el rector, en este tiempo hubo un cambio en la geografía económica del país. A principio de siglo, el país estaba entre los tres que menos exportaban en América Latina, pero en 1905, con el crecimiento en la exportación del café se fortaleció la economía. No obstante, según Meisel, esta bonanza no ayudó a regiones periféricas como la costa sino que ocurrió el crecimiento desmedido de Antioquia, donde se concentraba la agricultura cafetera.

Por lo anterior, se vio un importante crecimiento en la representación de Antioquia en el gobierno central mientras que en la región Caribe continuaba rezagada y concentraba su producción en la ganadería extensiva, la cual, según el rector, es de “mucha dispersión y baja intensidad en la inversión”. Uno de los datos más preocupantes que compartió el rector Meisel fue que en el siglo XX la costa solo tuvo un ministro de Hacienda, Tomas Surí Salcedo en 1918, y un canciller, Evaristo Sourdis, en 1948. Por último, analizó lo ocurrido en el principio de siglo XXI: de los 127 ministros que han sido escogidos, 26 de ellos han sido de la región Caribe.

Luego de este desglose de la participación política del Caribe colombiano para demostrar una de las razones de la falta de liderazgo de la región, el rector se centró en los factores estructurales que, a su parecer, determinan la situación. El atraso del área rural, la multiplicidad de los centros económicos urbanos que dificultan el trabajo conjunto entre los departamentos y el hecho que sectores claves de la economía, como industria y turismo, son propiedad de foráneos de la ciudad fueron algunos de los argumentos en los que el rector se detuvo a explicar. Así también manifestó que los estereotipos que tienen los intelectuales del centro del país en contra de los costeños han influido para un “trato desigual y denigrante” hacia la región.

El rector destacó especialmente la necesidad de que haya apertura económica, mejorar el capital humano y lograr una institucionalidad no burocrática para que haya una renovación del liderazgo, no solo a nivel local, sino nacional. Por otra parte, también contó lo que, desde la Universidad del Norte, hará para contribuir. En primera instancia citó la necesidad de elevar la calidad académica de la universidad para estar entre los primeros tres puestos. También anunció un nuevo programa de liderazgo, que tendrá el nombre del único presidente afrodescendiente, Juan José Nieto, y un Centro de Pensamiento que se llamará como el notable analista económico José Ignacio Pombo.

El rector agregó que se debe continuar con los esfuerzos de aumentar la representación de estudiantes de la región en cuanto a becas y estudios en el exterior para maestrías y doctorados. Por último, habló de la iniciativa Casa Grande Caribe, en la que participa junto a importantes figuras de la economía regional, como un espacio de diálogo sobre problemas de la región. “Los invito a que comencemos a construir unidos este sueño para contribuir al bienestar de todos los costeños y en particular de los más vulnerables”, cerró su intervención.  

Por Leonardo Carvajalino

Miniatura
v1Ml9zm5jPY

Con la instalación simbólica de la primera piedra y la develación de placas, el rector Jesús Ferro Bayona presidió este 20 de junio el inicio de la construcción del Edificio de Ciencias e Idiomas, en la zona noroccidental del campus; y de oficialización de obras del nuevo bloque de la Biblioteca Karl C. Parrish.

En la primera ceremonia, en compañía de Alma Lucía Diazgranados, vicerrectora administrativa y financiera; Joachim Hahn, vicerrector académico; miembros del Comité de Planta Física e integrantes de la comunidad Uninorte, Ferro Bayona destacó que la construcción de los edificios en el campus corresponde a una concepción “moderna y de cuidado con el uso de los recursos”.

“Se trata de un edificio de las ciencias básicas e idiomas, pero, como todos los edificios de la universidad, va a estar al servicio de todos los estudiantes y profesores (…) Esta es universidad de lujo, pero no un lujo clasista sino social. Me precio de eso al irme de la rectoría, porque quiero pedirles que continuemos con esa mentalidad. Esta es una universidad de una grandísima proyección social”, declaró el rector sobre la arena y bajo la mirada atenta de los presentes.

El nuevo edificio de Ciencias e Idiomas se construirá en un área cercana a los 11 mil metros cuadrados, con un presupuesto de 45 mil millones de pesos. Integrará en sus ocho pisos conceptos de sostenibilidad y funcionamiento, y constará de 24 aulas de pregrado y posgrado en ciencias básicas e idiomas, ocho laboratorios para estudiantes, salas de informática, aulas magistrales, 88 oficinas académicas y diversos espacios para el desarrollo de la vida universitaria. Su inauguración es estimada para 2020.

Durante la segunda ceremonia de obras, Ferro evocó con emoción la gestión de la universidad en la década de los 90, que hizo posible la construcción de la Biblioteca Karl C. Parrish.

“La universidad cuando inauguró la biblioteca era de pregrado. Ahora es de pregrado y posgrado, donde hay especializaciones, maestrías y doctorados; poco común en su número para una universidad tan joven como la nuestra en Colombia (…) La colocación de la primera piedra es el anuncio de que el proyecto ya tiene un inicio, me alegra hacerlo antes de irme como rector y poderlo disfrutar después como profesor”, manifestó.

          El vicerrector Joachim Hahn y el rector Jesús Ferro en compañía de funcionarios de la biblioteca.

El nuevo edificio, denominado Bloque 2, se ubicará de forma contigua a la biblioteca, conectado a través del punto fijo actual: las escaleras. Se construirá una estructura en concreto cercana a los 1.600 metros cuadrados, con tres pisos y un semisótano. Su concepto arquitectónico contempla salas de estudio y de lectura, dos biblabs, dos áreas de cubículos, cuatro salas para reuniones, una gran sala de juntas y la posibilidad de crear zonas individuales o grupales con diferentes grados de silencio. El costo de la obra ronda los 13 mil millones de pesos y su construcción empezará tan pronto se consoliden y aprueben los presupuestos de adjudicación.

“Quiero agradecer a todo el Comité de Planta Física, especialmente a Carlos Clavijo y su equipo, que nos han ayudado a pensar en esta ampliación. A nuestros técnicos, arquitectos, a todos los que dieron ideas (…) Queremos que nuestra concepción educativa y de educación superior se cristalice en un edificio al servicio de la investigación y el conocimiento”, concluyó Ferro Bayona.

Por José Luis Rodríguez R.

Miniatura

 

Vigilada Mineducación

Km.5 Vía Puerto Colombia - Tel. (57) (5) 3509509 - Área Metropolitana de Barranquilla, Colombia © Universidad del Norte