Saltar al contenido

buscador

enContacto edición 29

DONACIONES

Redacción por: Grupo Prensa Uninorte
 

“No se puede perder talento porque no tengan oportunidad de recibir educación superior y ser un profesional, un técnico o un tecnólogo. Eso retrasa la sociedad y el progreso. Necesitamos a todos estudiando para una sociedad más justa”, afirmó Charles Chapman, egresado en el año 2000 del pregrado en Derecho de Uninorte.

Es el fundador de Chapman & Asociados, firma boutique en la práctica laboral de empresas, que nació en Barranquilla y que se ha extendido en todo el territorio nacional, con oficinas en Bogotá, Cartagena, Medellín y Cali. También es el gestor de un fondo de becas que desde el 2013 hasta el momento ha beneficiado a seis estudiantes. Dos de ellos ya han egresado, Mauricio Crespo, quien se graduó de Derecho con Medalla de Oro y actualmente es coordinador del área de asesorías en la firma de Chapman, y Randy Aguirre De La Hoz, egresado en Ingeniería Eléctrica y estudiante de noveno semestre de Ingeniería Electrónica.

La historia entre este último y Chapman ha sido una de giros del destino y es un testimonio de cómo una beca puede cambiar la vida de un joven. Todo comenzó en 2014, cuando Randy presentó sus pruebas Saber 11 y obtuvo un muy buen puntaje (389) que lo calificaba para ser beneficiario del programa Ser Pilo Paga. Sin embargo, por no estar actualizado en su registro del Sisben, no le fue otorgada la beca

“Su caso llamó nuestra atención, así es que averiguamos con dos personas si era un estudiante sobresaliente, y nos confirmaron que efectivamente lo era, por eso decidimos apalancarlo con esta beca”, contó Chapman. La firma de abogados Chapman y Asociados le concedió una beca del 100%, incluyendo idiomas para estudiar Ingeniería Eléctrica. En el camino, Aguirre conoció otra pasión que quiso incorporar y complementar a sus habilidades profesionales: la ingeniería electrónica.

Contó que a través de Hackathons, retos de programación que se realizan en Uninorte para hacer apps y soluciones digitales, lo que era un gusto se convirtió en un camino de vida. Así también a través de clases de diseño electrónico con el profesor Diego Gómez aprendió el desarrollo de proyectos de telemática con integración de desarrollo de apps web y sensores GPS. Las carreras son similares y por ello el proceso de homologación fue sencillo. En esta oportunidad sería la familia Aguirre De la Hoz que con sacrificio y apostándole al potencial de Randy, asumiría los costos.

Debido a un daño de su instrumento principal de trabajo, su computadora, se vio en la necesidad de pedir ayuda a la firma de Chapman. Le prestaron un computador de segunda mano para poder usarlo mientras buscaba la manera de arreglar su laptop. Luego, le propusieron trabajar con ellos como pasante.

Chapman anotó que el apoyo de la firma va más allá de la beca otorgada, les brindan un acompañamiento a sus estudiantes, los llaman constantemente para asegurarse que todo esté marchando bien, los aconsejan y también les brindan oportunidades laborales. “Somos afortunados, nuestros dos becarios que ya han egresado están vinculados con la firma y empezar a ver los frutos de esas semillas de solidaridad que sembramos desde hace ya siete años nos ratifica que este es el camino a seguir. Si contribuimos a mejorar la realidad social y económica de uno, de dos, de cinco, y así, indiscutiblemente estamos aportando para el cambio de la ciudad, de la región y del país que tanto necesitamos”, expresó.

Mirna Wilches, Randy Aguirre y Charles Chapman

De izquierda a derecha, Mirna Wilches, Randy Aguirre y Charles Chapman.

Por su parte, Randy siente gratitud y mucha motivación para “dar lo mejor de mí en la organización que me ha apoyado incondicionalmente en mi formación profesional, de modo que puedo devolver algo de lo que se me ha dado a lo largo de mi carrera”. Se está formando para ser un programador web full stack a medida que apoya a la firma con soluciones en software enfocadas a sus necesidades.

Quiere hacer sus prácticas profesionales en el exterior para aprender más en tendencias relevantes de software: blockchain, big data, ciberseguridad, machine learning e inteligencia artificial, entre otros temas que están a la vanguardia de su disciplina.

El sueño de Chapman está en conformar un fondo aún mayor, en el que este aportaría una suma importante como capital semilla y con participación también de los becarios —en la medida de sus posibilidades— en aras de brindar esa misma oportunidad que ellos tuvieron a otros estudiantes. De esta forma, los recursos se multiplicarían exponencialmente en razón a sus aportantes y sería sostenible en el tiempo el fondo.

Vigilada Mineducación

Km.5 Vía Puerto Colombia - Tel. (57) (5) 3509509 - Área Metropolitana de Barranquilla, Colombia © Universidad del Norte